sábado, 29 de septiembre de 2012

Semana de la Moda de Milán, Primavera-Verano 2013

Ayer os mostré el desfile de Dolce e Gabbana para la Primavera-Verano 2013 y, aunque ya haya terminado la Semana de la Moda de Milán, no puedo evitar reseñar algunos de los desfiles. Esto fue lo más interesante que se vio, por orden cronológico:
Gucci
Para mí ha sido la gran sorpresa de la temporada. A pesar de que sus colecciones masculinas siempre me han parecido geniales, las femeninas no terminaban de convencerme. Hasta esta vez, en la que la firma italiana ha presentado una colección dedicada al fucsia, el amarillo, el verde, el azul, el blanco y el negro, llenando looks monocromáticos de trajes de chaqueta, volantes y mucho espíritu setentero.

Emporio Armani
Nunca sabré lo que me pasa con Armani, pero no me gusta lo que hace, ya sea repitiendo patrones de temporadas anteriores o reinventándose a sí mismo. Para la Primavera-Verano 2013 ha decidido mantener esa estética futurista a la que nos ha acostumbrado con colores plateados, añadiendo un toque de sensualidad con materiales finos y lazos.

Prada
La incomprensible Miuccia Prada, fiel a su no-estilo, nos ha transportado a un mundo en el que se mezclan la sobriedad y Oriente, dando lugar a una colección, pues eso, imposible. Dadme tiempo para que me guste su propuesta.

Moschino
Dos ideas básicas: los años 60 y el mundo de la hípica. Así se resume la esencia de una colección dominada por los estampados geométricos, el binomio blanco y negro y la explosión de colores.

Versace
Sin miedo de ofender a nadie, Versace me parece más que nunca el Bershka de la Costura. Desde la música del desfile a los vestidos llenos de brillo, cruces y escotes mal combinados entre sí, Donatella no hace más que confirmar lo que es: una italiana sin gusto.

Fendi
Me ha encantado su propuesta, llena de piel, formas geométricas y colores elegantemente combinados. Esto sí es lo que espero de la Semana de la Moda de Milán.

Jil Sander
Una colección sencilla y sobria, con pantalones de pinza tobilleros y algún que otro abrigo. Me ha gustado mucho su idea de combinar colores llamativos como el rojo con otros apagados como el burdeos.

Marni
Otra colección muy sobria, con formas redondeadas y mucha forma maxi. Me parece muy interesante la languidez de las prendas, que no favorece en absoluto pero que es un buen patrón para explorar e innovar.

Missoni
Las formas holgadas y los colores cálidos han predominado en la colección de la firma italiana Missoni. Muchos detalles han sido los que han llamado mi atención, pero no puedo evitar preguntar por uno en concreto: ¿qué te parecen las gafas de sol de estilo nadadora?

Dsquared2
Desafortunada la propuesta de los hermanos de Dsquared2. Modelos enfundadas en vestidos encorsetados, con gorras y muchas cadenas, en lo que parece una oda a la poligonera 2001.

Gianfranco Ferré
Como contrapunto al recargamiento (malo) de Dsquared2, Ferré nos trae una propuesta simple, casi monocromática y elegante, en la que predomina el blanco y los vestidos de corte asimétrico. Una maravilla.
Si hay algo que me gusta de la Semana de la Moda de Milán son sus contrastes. Desde la sencillez de Gianfranco Ferré al barroquismo de Dolce e Gabbana, podemos encontrar un sinfín de estilos, algunos de ellos bastante desafortunados y otros que son verdaderas joyas del diseño. Y eso es lo importante. Tener donde alabar y donde criticar.

1 comentario:

MissErfolg dijo...

Armani hace ya muchos años que, para mí, dejó de estar en el podio de la moda. Su ropa me aburre y recuerdo estar en su edificio de Mazzoni en Milán y sentirme como en Carrefour.